¿Cómo acercarse a la Iglesia Católica?

NewmanPortrait-BlueMe diréis, quizás, los que no sois católicos, que si toda búsqueda ha de cesar cuando entréis en la Iglesia, será necesario asegurarse bien de que la Iglesia es de Dios, antes de venir a ella. Tenéis razón.

Nadie debe hacerse católico si no posee un firme propósito de aceptar la palabra de la Iglesia, en todas las cuestiones de doctrina y de moral, como venida directamente de Dios, que es la Verdad… Habéis de venir a aprender, no a traer vuestras ideas. Habéis de venir con el deseo de ser discípulos y con la intención de tomar la Iglesia como vuestro hogar y no abandonarla nunca. No vengáis a hacer experimentos. No vengáis como quien toma asiento en una capilla o compra billetes para una sala de conferencias. Venid como a vuestra casa, la escuela de vuestra almas almas, a la Madre de los santos”

(John Henry Newman, Discursos sobre la Fe, XI).

¿Se le puede achacar a Newman falta de personalidad, ausencia de espíritu crítico? ¿El anterior texto es una invitación a ser un corderito más dentro de un rebaño que se deja llevar? Decía Chesterton, otro gran convertido al catolicismo, que para entrar en la Iglesia Católica, no hay que quitarse la cabeza, pero sí el sombrero…

CHESTERTON-01Newman y Chesterton, dos representantes de un proceso largo (años), un dejarlo todo, apostándolo todo a una carta, entrando a formar parte de la Iglesia Católica… Dos representantes de la inteligencia humana más, que de la falta de reflexión y superficialidad imperantes en nuestra sociedad…

A menudo se ve con buenos ojos la duda, el poner en tela de juicio, “el no casarse con nadie”, el guardarse una carta en la manga, el dejar una puerta de emergencia siempre  abierta… Son sinónimos de libertad para el hombre de hoy…, para el mismo hombre que yace solo en el lodo de su existencia, no pocas veces hedonista.

El compromiso libera, si la parte contratante es la Verdad. Pero para eso, hacen falta dos actitudes de fondo imprescindibles: sinceridad y humildad.

Sinceridad para escuchar de veras al propio corazón, en el que está inscrita a fuego la Verdad… Sinceridad para llamar las cosas por su nombre: tristeza, soledad y pena a lo que muchos llaman planazo; para llamar Verdad, Camino y Vida, a Quien muchos encajan en términos políticos…

Y humildad, para aceptar los propios errores, la debilidad de los propios planteamientos… Humildad para aceptarse a uno mismo… ¿Nos convierte en mejores realmente hacer a los demás peores con la crítica oportunista? Uno ve el mundo, tal y como tiene el corazón…

Por eso, para acercarse a la Iglesia Católica, hay que recorrer un largo camino. También para el hijo mayor que lleva mucho tiempo en casa.  ¿Año de la Fe?

ppmadreteresa040912En una ocasión un  periodista preguntó a la madre Teresa de Calcula qué es lo que debía cambiar en la Iglesia. Ella, con una sonrisa bondadosa en el rostro, que borraba toda ironía posible le contestó: “Usted y yo. Cambiando eso, todo cambiará”.  Ese día, ese periodista, descubrió la actitud correcta con la que acercarse a la Iglesia Católica…

Ojalá eso lo aprendamos nosotros mismos algún día, no muy lejano.

Anuncios

Una respuesta a “¿Cómo acercarse a la Iglesia Católica?

  1. El hijo mayor y el hijo menor. ¡Daos cuenta de eso!

    Yo no supe que tenía tanto de ambos, sobre todo del menor, hasta después de una confesión. Y no me enteré, enteré, de cuánto amaba Dios (ME amaba Dios) hasta después de haberme reconocido tal pecador.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s