María Magdalena y la juventud de hoy. JMJ 2011.

El único bálsamo reparador para una juventud desgastada y herida de muerte por el pecado, es el encuentro personal con el amor incondicional de Jesucristo. Así lo afirman Benedicto XVI, y José Luis Martín Descalzo por medio de María Magdalena.

Los dos siguientes textos que se recogen, son una profunda reflexión teológica, y por tanto, antropológica. Sólo quien se ha asomado al Corazón de Dios se puede adentrar en el corazón del hombre.

En este año de preparación de la Jornada Mundial de la Juventud, debemos escuchar la voz de Cristo que grita a los jóvenes: “¡Confío en vosotros!” Nadie, absolutamente nadie, ha perdido todas las oportunidades para volverse hacia Dios. Y es que Dios, no vuelve la espalda a su criatura. Se ha hecho cercano, débil como un bebé, necesitado…

Los jóvenes buscan a Dios, y una vez lo encuentran, se entregan por completo a Él, hoy, como siempre… María Magdalena, icono de la juventud herida de hoy, interceda por nosotros…

Los textos se encuentran a continuación:

No es verdad que la juventud piense sobre todo en el consumismo y en el placer. No es verdad que sea materialista y egoísta. Es verdad lo contrario: los jóvenes quieren cosas grandes. Quieren que se detenga la injusticia. Quieren que se superen las desigualdades y que todos participen de los bienes de la tierra. Quieren que los oprimidos obtengan la libertad. Quieren cosas grandes. Quieren cosas buenas.

Por eso, los jóvenes, -vosotros lo sois-, estáis de nuevo totalmente abiertos a Cristo. Cristo no nos ha prometido una vida cómoda. Quien busca la comodidad, con él se ha equivocado de camino. Él nos muestra la senda que lleva hacia las cosas grandes, hacia el bien, hacia una vida humana auténtica. Cuando habla de la cruz que debemos llevar, no se trata del gusto del tormento o de un moralismo mezquino. Es el impulsor del amor, que comienza por sí mismo, pero no se busca a sí mismo, sino que impulsa a la persona al servicio de la verdad, la justicia y el bien.

Cristo nos muestra a Dios, y de esa forma, la verdadera grandeza del hombre…

(Benedicto XVI, 25 abril 2005)

_____________________________________________________________________

Magdalena.

Yo era virgen cuando lo conocí. ¡Sí!, ¡virgen, virgen!

Los hombres habían pasado por mi carne como los carros suben a la montaña. No había en mi corazón una sóla esquina que no estuviera enfangada. ¡Pero nadie!, óyelo, ¡nadie!, había pasado por mi alma.

Y llegaste Tú… Y como un rayo pasa por el cristal sin mancharlo, destruiste la virgen soledad de mi alma. Y ahora… tengo en un cuerpo de vieja tantos sueños, tanto amor en mi piel manoseada, que siento que me estoy despilfarrando como un río que no va a ningún sitio.

Marta, entonces ¿mi destino va a ser éste: ser una hoguera que nunca quemará nada?

Marta.

Yo no sé más que tú, María. Desde que Él vino, todo está revuelto. Las cosas más oscuras, se han vuelto claras, pero las cosas que parecían claras se han vuelto dudosas. Él es una tempestad. Tendremos que esperar a que pase para poder entenderla.

Magdalena.

¿Esperar a que pase? Pero nosotros estamos dentro de esa tempestad. Si esperamos a que pase, habremos perdido nuestras vidas.

Marta.

La verdad es que pienso que, junto a Él, nuestras vidas han perdido ya toda su importancia.

Magdalena.

No, no. Él no ha podido venir a destruir nada. Antes decías que Él era un Dios. Si Él quitase importancia a nuestras vidas, no sería un Dios, sino un demonio.

Marta.

Tal vez lo sea. Junta a Él tengo miedo. En Él todo es posible.

Magdalena.

Eso no es cierto: junto a Él somos felices.

Marta.

Demasiado felices, aterradoramente felices.

Magdalena.

Eso es cierto: junto a Él siento vértigo. No es que me sienta atraída hacia Él, es que caigo hacia Él.

(José Luis Martín Descalzo. Diálogos de María Magdalena)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s