Profeta de nuestro tiempo. Tomás Morales S.J.

Queremos leer una vida según nuestros intereses. Es evidente que la santidad nos asusta —y conste que no estamos canonizando ya de entrada a nuestro biografiado— pero ¿no es cierto que la deformamos con frecuencia? Como dijo B. Shaw irónica, pero realistamente, «las iglesias prefieren siempre un santo muerto a un santo vivo», santos que no nos interpelen.

Necesitamos ejemplos de hombres de nuestros días que ya han alcanzado la meta, con el firme deseo de acercar la santidad al ciudadano de hoy.

¿Me permiten que introduzca ahora unas breves notas sobre la santidad que el mundo reclama hoy? Debemos acercar, que no diluir, la santidad al hombre de nuestros días porque la santidad del laico —como tantas veces predicara el P. Tomás Morales— no es de rango inferior. Acercarla para hacerla accesible y para romper los viejos esquemas que sobre este tema nos han/hemos ido formando a lo largo del tiempo, y que podríamos sintetizar en…

(Javier del Hoyo. Profeta de nuestro tiempo)

Éste es el planteamiento de fondo de una biografía que engancha. Personaje actual, envuelto (y protagonista) de la historia de España más reciente. Profeta y precursor de las vidas de muchos que vendrían después, cautivado por la movilización del laicado, que gastó y desgastó su vida en formar una minoría de hombres y mujeres que transformaran el mundo desde su interior. Hombre movido por un gran Amor…, que tuvo la audacia de dejarse hacer por Él hasta el fin…

Biografía del hombre, que en definitiva impulsa cada línea de este blog.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s